Home Próstata Cáncer de próstata, todo lo que quieres saber
Cáncer de próstata, todo lo que quieres saber PDF Imprimir E-mail
Publicaciones
Escrito por Dr Henández   

Cáncer de próstata

La próstata es una glándula musculosa del tamaño de una nuez que rodea parte de la uretra., el tubo que transporta la orina y el esperma afuera del cuerpo. (Una glándula es un grupo de células que segregan elementos químicos que actúian en o controlan la actividad de otras células u órganos.)

La función principal de la próstata es producir semen, el fluído lechoso que transporta el esperma. El esperma se produce en los testículos, los cuales también producen la hormona principal masculina la testosterona. La testosterona estimula el crecimiento y el funcionamiento de la próstata durante la pubertad, así como la producción de fluído prostático para el semen.

Durante el climax sexual (el orgasmo), los músculos de la próstata se contraen para empujar el semen a través de la uretra y hacia fuera a través del pene. La uretra también lleva la orina, un producto de desperdicio hecho por los riñones y que se almacena en la vejiga. Cuando el pene está erecto durante las relaciones sexuales, el flujo de orina se bloquea por la uretra, dejando que solo el semen se eyacule durante el rogasmo.

¿Dónde se encuentra la próstata?

La próstata se encuentra directamente debajo de la vejiga y en frente del recto. Debido a que la parte superior de la uretra pasa por la próstata, si la glándula aumenta de tamaño puede obstruir el paso de la orina o del semen a través de la uretra.

Prueba de biopsia en el cáncer de próstata
Si una biopsia ha mostrado que tienes un cáncer de próstata, este sitio web es para ti.
Te mostrará los hechos sobre tu enfermedad, los distintos tratamientos y los posibles resultados de tu decisión.
Incluso si decides que tu médico tome la decisión por ti, debes conocerlo todo muy bien.
Aprende lo que puedas para tomar la decisión por ti mismo. Comparte tus preocupaciones con tu médico, con tu familia y amigos.
Muchos otros han aprendido y le han hecho frente.
Tú también puedes.

El cáncer de próstata es diferente a otros cánceres.

No es fácil comprender el cáncer de próstata.
- Por un lado, es un cáncer. Por eso, como en otros cánceres, hay una posibilidad de que crezca y se disemine e incluso puede causar la muerte.
- Por otro lado, es un tipo diferente de cáncer. La mayoría de los cánceres de próstata crecen de forma muy lenta y nunca causan problemas. Hay algunos casos en los que el crecimiento es muy rápido.
- En estadios tempranos, los médicos no pueden predecir de qué forma va a crecer el cáncer.
- Si los hombres vivieran lo suficiente, la mayoría de ellos desarrollarían cáncer de próstata, pero solo unos pocos morirían a causa de este tumor. El 60% de los hombres mayores de 70 años tiene este cáncer.

Buenas y malas noticias sobre el cáncer de próstata.

- Es el cáncer más frecuente en los hombres sin contar los de la piel.
- A pesar de esto, tan solo el 3% de los pacientes que lo padecen mueren por este cáncer.
- No es fácil elegir el mejor tratamiento. Incluso los médicos no siempre aciertan.
- Existen 3 tipos distintos de tratamiento para el cáncer de próstata en estadios tempranos. Vigilancia expectante, cirugía y radioterapia.

La vigilancia expectante es justo lo que su nombre indica. Tu médico te hará revisiones periódicas y no se hará nada hasta el momento que aparezcan los síntomas. Usted puede elegir comenzar un tratamiento activo en cualquier momento.

La cirugía y la radioterapia son tratamientos activos. Son curativos pero tienen efectos indeseables como son problemas con la erección, con la continencia y con el control vesical. El número de pacientes vivos después de 10 años con cualquiera de estas modalidades de tratamiento es similar.

Colesterol alimenta cáncer de próstata

Los altos niveles de colesterol aceleran el crecimiento de tumores en la próstata, según investigaciones.                       

Un equipo del estadounidense Hospital de Niños de Boston también concluyó que los medicamentos para reducir el colesterol, llamados estatina, pueden inhibir el crecimiento del cáncer de próstata.

Los hallazgos del estudio podrían ayudar a entender por qué el cáncer de próstata es más común en Occidente, donde las dietas tienden a ser altas en colesterol. Detalles de la investigación figuran en la última edición de la publicación Journal of Clinical Investigation. Las tasas de cáncer de la próstata en las zonas rurales de China y Japón, donde por lo general las dietas son bajas en grasas, son 90% menos que en Occidente. Sin embargo, cuando hombres orientales emigran hacia Occidente aumentan las posibilidades de ser diagnosticados con cáncer de la próstata.

 

 

 ¿Cuáles son los resultados de tus pruebas diagnósticas?


A usted le han dicho que tiene un cáncer de próstata. Usted tiene el resultado de una biopsia y otras pruebas que nos dirán si el cáncer próstata está diseminado o no. Estas pruebas nos dan una información muy válida aunque no perfecta.

 1.- EL PSA: nos va a decir cómo de grande es su tumor y si puede haberse diseminado. Cuanto más elevado es el PSA más grande será el tumor.

Verifique el valor de su PSA……..
-Si es < a 10 ng/ml las posibilidades de que el tratamiento sea efectivo son muy elevadas.
-Si está entre 10 y 20 hay motivos de preocupación.
-Si es > de 20 ng/ml las posibilidades de que el tratamiento sea efectivo no son buenas.

2.-EL GRADO DEL TUMOR: El grado del tumor nos va a decir lo rápido que el tumor puede crecer. Al grado se le llama valor del Gleason.
Cuando se toma una biopsia se cogen células prostáticas. Luego se miran en el microscopio y se ve la velocidad de crecimiento de esas células.
En base a lo que se vea se le da un valor a ese tumor. Es la mejor guía para saber la rapidez de crecimiento que puede tener el tumor. Pero no es perfecto. El valor del Gleason va de 2 a 10.

Verifique el  valor de Gleason…….

-Si es 2, 3, 4 ó 5 su cáncer probablemente crecerá de forma muy lenta.
- Si es 6 ó 7 tendrá un crecimiento medio.
-Si es 8, 9 ó 10 crecerá rápidamente.

3.- EL ESTADIO DEL TUMOR. Nos va a decir como de grande es el tumor y lo rápido que se disemina.

El tratamiento que su médico recomiende dependerá de si el tumor está diseminado fuera de la próstata o no. Si está diseminado el resultado del tratamiento probablemente no sea del todo bueno.
En función de estadio, su médico podría indicarle otras pruebas diagnósticas como TAC, Gamma grafía ósea, Resonancia magnética etc.… para saber si el tumor está confinado o no a la próstata.
Hay 2 formas de medir el estadio:
- Un sistema usa letras y números (Ejemplo: T1 N0 M0). Donde T es el tamaño del tumor, N si existen ganglios linfáticos afectados o no y M nos dice si existen metástasis a distancia o no.
- El otro sistema usa letras de las A la D.

Verifique su estadio……….

¿Qué es el PSA?

El término PSA corresponde a las iniciales inglesas de Prostatic Specific Antigen o Antígeno Prostático Específico. El PSA es una sustancia producida exclusivamente por la próstata. No hay ningún otro órgano de nuestro organismo que lo produzca por lo que la medición del PSA en la sangre indica la presencia de tejido prostático. La misión del PSA es contribuir a la licuefacción del semen, es decir proporcionar el aspecto tan característico del mismo. En conclusión, esta sustancia está presente en próstatas normales, aumentadas de tamaño con la edad y en el cáncer de próstata.

¿Tienen las mujeres PSA en sangre?

Lógicamente no, puesto que las mujeres no tienen próstata no tienen capacidad de producción de antígeno prostático específico.

¿Cuándo se descubrió el PSA?

El PSA fue descubierto primero en el semen en 1971. En 1979, el PSA fue aislado del tejido prostático y en 1980, se descubrió que se encontraba elevado en el suero de los pacientes con cáncer de próstata.

¿Cuáles son los niveles normales de PSA?


Los niveles normales de PSA circulantes son muy bajos. El suero de los hombres normales contiene una concentración estable de PSA en un nivel aproximadamente de una millonésima parte en relación a la secreción prostática. Los niveles normales se sitúan entre 0 y 4 nanogramos (10-9 gramos).

¿Cuándo pueden aumentar los niveles de PSA?

Los niveles de PSA pueden aumentar bajo múltiples circunstancias:
Con la edad, el tamaño de la próstata aumenta (hiperplasia benigna de próstata), y consecuentemente al tener mayor volumen esta glándula se producirá una mayor secreción de PSA.
• Una prostatitis que es una inflamación de la próstata producida en muchas ocasiones por una infección desencadena que los niveles de PSA se eleven rápidamente.
• El cáncer de próstata también produce elevaciones del PSA en sangre.
• Incluso, el tacto rectal para la exploración de la próstata puede aumentar los niveles de PSA debido al pequeño masaje que se realiza en la próstata.

PLANEANDO EL TRATAMIENTO

CÓMO USAR LOS RESULTADOS DE LAS PRUEBAS DIAGNÓSTICAS


Tomados en conjunto, su médico le dirá qué tratamientos tienen mayor probabilidad de éxito para curar o controlar su cáncer de próstata.

1.-PSA

Aunque el test no es perfecto, nos orienta a la hora de elegir un tratamiento.
- Si el PSA es bajo, los mejores tratamientos son la vigilancia expectante, la cirugía y la radioterapia.
- Si el PSA es alto, estos tratamientos no tienen tanto éxito.

2.-EL GRADO GLEASON

- Si el Gleason es bajo la velocidad de crecimiento del cáncer de próstata será probablemente lenta. Si es así, existen muchas probabilidades de que nunca le cause problemas.
- Si el Gleason es alto, hay peligro de que el tumor se haya extendido fuera de la glándula prostática.

3.-EL ESTADIO

- En estadios tempranos o bajos, el tratamiento tiene muchas posibilidades de tener éxito.
- En estadios altos o tardíos, las posibilidades de éxito son muy pocas.


Otros conceptos a tener en cuenta..........

1.- LA EDAD.

- La vigilancia expectante puede ser la mejor elección en pacientes ancianos. Cuanto más edad se tenga, menores son las probabilidades de tener problemas en lo que le queda de vida.
- En hombres con una esperanza de vida mayor de 10 años, existen probabilidades de tener problemas motivados por el cáncer de próstata.

2.- EL ESTADO DE SALUD

- El hecho de tener otros problemas de salud asociados, puede acortar la vida antes de que el cáncer de próstata dé síntomas.

3.- NUESTRA VALORACIÓN Y SENTIMIENTOS.

- Algunos hombres desean tratamientos activos. Incluso teniendo un tumor de crecimiento lento. Piensan que si se tratan el cáncer de próstata nunca les dará problemas.
- Otros hombres desean esperar y ver qué ocurre. Ellos no van a presentar las secuelas de los tratamientos activos. Sin embargo, tienen una mayor incertidumbre con respecto al futuro que aquellos que piden de entrada un tratamiento activo.

ELECCIÓN DEL TRATAMIENTO

VIGILANCIA EXPECTANTE
¿QUÉ OCURRE?

- En la vigilancia expectante no estás recibiendo ningún tipo de tratamiento para el cáncer de próstata.
- Su médico y usted vigilan los signos del cáncer que pudieran aparecer, tanto por crecimiento local cómo a distancia.
- Se deben realizar analíticas periódicas para ver la evolución del PSA.

¿CÓMO PUEDE AYUDARME ESTE TRATAMIENTO?

Algunos médicos piensan que la vigilancia expectante es un buen tratamiento si:
- Usted tiene un cáncer pequeño y confinado a la próstata y no es de esperar que se produzca un crecimiento rápido.
- Usted no tiene que preocuparse por los efectos indeseables o complicaciones de los tratamientos activos como la incontinencia o la impotencia.
- Usted siempre puede cambiar y elegir realizar un tratamiento activo.

¿CÓMO PODRÍA CAUSARME PROBLEMAS?

- El tumor podría crecer fuera de la próstata y ser más difícil de controlar.
- Sin no lleva una vigilancia cuidadosa, el tumor podría crecer y causarle síntomas prostáticos como por ejemplo dificultad en el vaciamiento de la vejiga, hematuria, impotencia o dolor.
- Puede ser muy estresante para usted no saber qué va a pasar en el futuro.

CIRUGÍA

¿QUÉ VA A PASAR?

- Será ingresado en el hospital durante algunos días.
- En la intervención extirpamos toda la glándula prostática (cáncer incluido). En algunas ocasiones también se extirpan los ganglios linfáticos iliacos que están cercanos a la próstata.
- La herida quirúrgica se localiza por debajo del ombligo en la línea media y será de unos 15 a 20 cm si se realiza mediante cirugía abierta. En caso de hacerlo mediante cirugía laparoscopia llevará varias herida de menor tamaño siempre por debajo del ombligo.
- Después de la intervención mantendrá una sonda vesical durante, al menos, 2 semanas.

¿CÓMO PUEDE AYUDARME ESTE TRATAMIENTO?

- Si el tumor no ha salido de la próstata, la cirugía extrae el tumor y por tanto usted estará totalmente curado.

“Cuando me decidí a realizar un tratamiento activo, recibí buenas y malas noticias. Las buenas era que estaba totalmente curado y las malas eran que lo estaría a costa de sufrir serios efectos secundarios”


¿QUÉ PROBLEMAS ME PUEDE CAUSAR LA CIRUGÍA?

1.- Puede que la operación no consiga extraer todo el tumor.
2.- Pueden existir complicaciones durante o tras la intervención.

- SANGRADO: La próstata es un órgano que recibe mucha sangre y durante la intervención se podría producir un sangrado que requiera, incluso, una transfusión de sangre.
- TROMBOSIS VENOSAS: es un riesgo común a todas las intervenciones quirúrgicas. Se pueden producir coágulos de sangre en las piernas o en los pulmones. Es una complicación grave.
- INFECCIÓN de la herida quirúrgica.
- INCONTINENCIA DE ORINA. Usted podría no poder contener la orina cuando tosa, estornude o simplemente con los cambios posturales. Estos escapes normalmente son pasajeros (semanas o incluso meses) en cuyo caso no requiere tratamiento. En el 9% de los casos el problema permanece para siempre.
- ESTENOSIS de uretra. El 15% de los pacientes operados presentan estenosis en la uretra a nivel del sitio donde se unen la uretra y la vejiga. Este problema requiere una intervención para abrir la uretra.
- IMPOTENCIA. El 90% de los pacientes operados permanece impotente tras la cirugía. En algunos casos se recuperan con el tiempo pero en la mayoría de los casos se necesita tratamientos adicionales como la Viagra, inyecciones de prostaglandinas, prótesis, etc....
- MUERTE. Como en cualquier cirugía

RADIOTERAPIA

¿QUÉ OCURRE?

Hay 2 tipos de tratamiento con radioterapia. Su médico le aconsejará uno u otro en función del tipo de tumor que usted tenga.

1.- RADIOTERAPIA EXTERNA:

- Este método lucha contra el cáncer desde dentro del cuerpo...
- Se dirigen las radiaciones hacia la próstata.
- No necesita ingreso hospitalario, aunque deberá acudir al hospital al menos 5 días a la semana durante 7 u 8 semanas.
- Cada tratamiento dura unos 15 minutos.
- Hoy en día se realiza radioterapia conformacional que presenta menores efectos adversos y controla mejor la enfermedad.

2.- BRAQUITERAPIA:

- La radiación se realiza desde dentro de la próstata y solo afecta al tejido prostático.
- Se realiza introduciendo en la próstata unas partículas radiactivas que solo actúan a ese nivel.
- Este tipo de tratamiento se realiza a pacientes muy bien seleccionados.

Previamente a la realización de estos tratamientos, normalmente se dan unos medicamentos para disminuir las hormonas masculinas.
- Esto mejora las probabilidades de éxito.
- Puede durar varios meses (1 inyección cada 3 meses).
- Puede tener efectos secundarios como la disminución del apetito sexual, sofocos y pérdida de fuerza.

¿CÓMO ME AYUDA ESTE TRATAMIENTO?

- Si el tumor no ha salido de la próstata, la radioterapia destruye todas las células del cáncer y usted se considera curado.
- El problema de la impotencia ocurre en menor número que con la cirugía.
- También se producen menos problemas de incontinencia.

¿QUÉ PROBLEMAS ME PUEDE OCASIONAS?

1.- Puede no destruir completamente el tumor.
2.- Puede tener algunos efectos secundarios para cada tipo de radiación pero la frecuencia de aparición es diferente.
- INCONTINENCIA: La incontinencia puede durar varias semanas pero normalmente desaparece con el tiempo. Tan solo el 2-4% de los pacientes mantienen incontinencia de forma permanente. Es rara la aparición de incontinencia tras la radioterapia externa.
- ESTENOSIS DE URETRA: Puede causar dolor y dificultad para el vaciamiento de la vejiga por alteración en el paso de la orina por la uretra. Puede deberse a la inflamación de la próstata o a infección del tracto urinario. Así mismo, también puede causar polaquiuria (orinar muchas veces y poca cantidad). En el 92 % de los pacientes no sucede o bien es temporal. En el 8% restante lo presentan de forma permanente. Es posible que con la braquiterapia este porcentaje sea menor.
- DIARREA, DOLOR O SANGRADO RECTAL: Es un problema temporal y de corta duración. Tan solo el 8% de los pacientes permanece en el tiempo (este porcentaje es igual para los dos tipos de radioterapia).
- IMPOTENCIA: El 45% de los pacientes sometidos a radioterapia tanto externa como con la braquiterapia presentan impotencia de forma permanente. Sin embargo, incluso sin que exista erección es posible que el deseo sexual y las sensaciones de orgasmo permanezcan. La impotencia puede tratarse de diversas formas: Medicación oral (Viagra, Cyalis, Levitra), Inyecciones intracavernosas, Vacuum, Prótesis....

Otras cosas en las que pensar........

- Con la radioterapia externa puede sentirse débil y cansado durante el tiempo que dure el tratamiento.
- La braquiterapia es un método que lleva menos tiempo empleándose y por tanto los efectos secundarios no son tan bien conocidos.
- SI TRAS LA RADIOTERAPIA EL TUMOR NO SE CURA, LA CIRUGÍA ES MUCHO MÁS DIFÍCIL DEBIDO A LOS CAMBIOS QUE APARECEN EN LOS TEJIDOS DE AL REDEDOR.


Efectos adversos permanentes en cada tratamiento.

En los primeros tres meses tras el tratamiento hay mayor tasa de impotencia, incontinencia, diarrea, disuria, Polaquiuria pero son temporales.
La edad del paciente también influye. Hay menos efectos indeseables en pacientes más jóvenes.

¿QUÉ OCURRE TRAS EL TRATAMIENTO?

- Una vez que finalice el tratamiento debe seguir visitas periódicas cada 6 meses hasta los diez años.
- También se realizará tacto rectal y P.S.A.
- Si el P.S.A. comienza a elevarse, el tumor ha vuelto a aparecer.
- Si todos los exámenes y análisis son normales, el cáncer de próstata se considera curado.

SI EL CÁNCER DE PRÓSTATA VUELVE A APARECER

- Si el cáncer vuelve, va a ser más difícil luchar contra él una 2ª vez.
- Si el cáncer todavía está localizado en la próstata, se puede intentar otro tratamiento distinto al 1º que se realizó
- Si el tumor ha salido de los límites prostáticos, el nuevo tratamiento debe actuar en todo el organismo y no limitarse al área prostática.

CUANDO LLEGAMOS A TIEMPO: Estadios tempranos del cáncer de próstata.

- Cuando está confinado a la próstata.
- El tumor no se ha salido de los límites prostáticos.
- El cáncer de próstata puede ser más fácil de curar.
- El tratamiento va encaminado a la curación del cáncer.
- La vigilancia expectante, la cirugía, la radioterapia externa y la braquiterapia son tratamientos que afectan solo a la próstata.
- Como ayuda al tratamiento local su médico puede aconsejar un tratamiento oral para disminuir las hormonas masculinas.

CUANDO NO LLEGAMOS A TIEMPO: Cáncer de próstata avanzado.

Aproximadamente el 17% de los pacientes que acuden al urólogo con cáncer de próstata tiene un cáncer avanzado. En algunos casos se trata de recidivas de tumores a los que se les ha tratado previamente con cirugía o radioterapia.
- Cáncer de próstata avanzado es cuando rebasa los límites prostáticos.
- El tratamiento va encaminado al control de los síntomas.
- El tratamiento es sistémico mediante bloqueo hormonal.

CADA ELECCIÓN TIENE SUS RIESGOS. NO HAY RESPUESTAS SEGURAS.

- Los hombres que se preocupan de los efectos indeseables normalmente eligen la vigilancia expectante.
- Los que se preocupan más con vivir con un cáncer de próstata en su cuerpo, eligen cirugía o radioterapia.

Piense en qué es lo más importante para usted.

Solo con oír que tiene un cáncer de próstata puede causarle una conmoción a usted y a su familia. Esto es completamente normal.
Estas sensaciones pueden cambiar cuando usted empiece a tener un mayor conocimiento sobre su enfermedad y sus posibles tratamientos.

CÁNCER DE VEJIGA

¿CUÁNDO EL MÉDICO SOSPECHA QUE PUEDE EXISTIR UN CÁNCER DE VEJIGA?

El cáncer de vejiga puede ser sospechado por su médico cuando encuentra sangre en su orina (hematuria), aunque existen otras muchas causas, por ello siempre que tenga sangre en la orina debe acudir a su médico.

¿ COMO SABE EL MÉDICO QUE TENGO UN CÁNCER DE VEJIGA?

Cuando su médico sospecha un tumor en la vejiga puede realizarle las siguientes pruebas:

Citología de orina: es un examen a través del microscopio de las células de la vejiga.
Urografía intravenosa.
Cistoscopia
Ecografía
TAC


¿QUÉ TRATAMIENTO TIENE?

Una vez que su urólogo le ha diagnosticado un tumor en la vejiga se le someterá una cirugía denominada Resección Transuretral de Vejiga para conocer el estadio y grado del tumor y eliminar el posible “pólipo” de la vejiga. Los tratamientos posibles son:

Resección transuretral: consiste en quitar el tumor a través de la uretra.
Quimioterapia intravesical: se introduce un líquido en el interior de la vejiga a través de una sonda cuya misión es destruir el cáncer. Este procedimiento se realiza después de la cirugía y en los casos que sea preciso.
Quimioterapia: son medicamentos intravenosos para destruir el cáncer.
Cistectomía: consiste en quitar la vejiga completamente y crear una nueva vejiga con parte de su intestino.


¿QUÉ PERSONAS PUEDEN TENER MÁS RIESGO?

El cáncer de vejiga es raro por debajo de los 40 años. Afecta 3 veces más a los hombres que a las mujeres y los fumadores tienen mucho más riesgo de desarrollar un cáncer de vejiga.


CÁNCER TESTICULAR

¿QUÉ ES EL CÁNCER DE TESTÍCULO?

El cáncer testicular es un cáncer que afecta a las células que constituyen los testículos. Por ello hay muchos tipos de cáncer testicular puesto que en los testículos encontramos una gran variedad de elementos celulares. Hay dos grandes divisiones en función del tipo de célula que se ve afectada: tumores de células germinales (derivan de las células que evolucionan a espermatozoides) y tumores de células no germinales.

¿ES MUY FRECUENTE EL CÁNCER TESTICULAR?

No. Los tumores de testículo son tumores poco frecuentes y pueden representar del 1-2% de los tumores en la edad pediátrica y el 2% de los tumores del adulto.

¿EN RELACIÓN A LA CLASIFICACIÓN DE LOS TUMORES TESTICULARES, CÚALES SON LOS MÁS FRECUENTES?

Hay grandes diferencias puesto que el 90-95% de los tumores del testículo son tumores germinales. Dentro de este grupo, a la vez, encontramos varios subgrupos como son:

Seminoma: representa el 30-40% de los tumores testiculares.
Carcinoma de células embrionarias: aproximadamente constituye el 20% de los tumores testiculares. Un subtipo de este tumor es el tumor del saco vitelino que es el tumor más frecuente en lactantes y niños.
Teratoma: Aproximadamente un 5% de los tumores testiculares
Coriocarcinoma: de rara presentación.
Tumores mixtos: son tumores con varias asociaciones celulares.

¿EXISTE ALGUNA EDAD MÁS CARACTERÍSTICA PARA LA PRESENTACIÓN DE TUMORES TESTICULARES?

Sí. El predominio de mayor diagnóstico se sitúa entre los 20 y 40 años de edad. De cualquier manera, estos tipos de tumores pueden aparecer a cualquier edad.

¿PUEDE APARECER UN TUMOR TESTICULAR EN LOS DOS TESTÍCULOS?

Sí. Aunque la frecuencia es muy baja y suele ser del 1-2% de los casos. En estos casos se asocian en un porcentaje importante de casos a criporquidia uni-bilateral, es decir, cuando ha habido antecedentes de testículos que no han descendido a la bolsa escrotal en la infancia.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS QUE PRODUCEN UN TUMOR TESTICULAR?

La causa exacta se desconoce pero su origen se relaciona con múltiples factores tanto congénitos como adquiridos. Entre éstos los más destacados son:

La criptorquidia (testículo no descendido en la infancia): es probablemente una de las causas más claras con el cáncer de testículo. En estos casos, el tipo de tumor más frecuente es el seminoma
Causas adquiridas:
Administración de hormonas (estrógenos) durante el embarazo aumenta el riesgo de tumor testicular.
Los traumatismos y la atrofia testicular en relación a una infección pueden estar relacionados.
Volver arriba

¿CÓMO SE PRESENTA GENERALMENTE UN TUMOR TESTICULAR?

En la mayoría de los casos, el paciente nota un “bulto” en el testículo que no produce ninguna sintomatología. También pueden aparecer otros síntomas como son pesadez en la zona, sensación rara de ocupación en el testículo. El crecimiento del testículo se produce de manera lenta por lo que muchos pacientes acuden después de unos meses de evolución desde el comienzo del cuadro. En otros casos, aunque no frecuente, el dolor agudo testicular puede ser el inicio del cuadro.

¿QUÉ OTROS DIAGNÓSTICOS DEBEN HACERSE Y PUEDEN SIMULAR UN TUMOR DE TESTÍCULO?

Hay muchos. El urólogo deberá hacer un diagnóstico diferencial con muchas entidades como son:

La torsión testicular y la epididimitis si hay dolor asociado de gran intensidad. En estos casos, la clínica y la ecografía permitirán hacer un diagnóstico rápido.
Otras situaciones que pueden plantear dudas son el hidrocele que es una acumulación benigna de líquido; el varicocele, que es una dilatación benigna de las venas del testículo.
De todas formas, a través de las múltiples pruebas diagnósticas tanto de laboratorio como radiológicas, el urólogo podrá dar un diagnótico certero en la mayoría de los casos.

¿QUÉ PRUEBAS DIAGNÓSTICAS DEBEN REALIZARSE PARA LLEGAR A UN DIAGNÓSTICO SEGURO?

Aparte de la clínica, la ecografía testicular aportará una información valiosa sobre la masa testicular y para hacer el diagnóstico diferencial con las diferentes enfermedades que pueden afectar al testículo.

Los tumores testiculares pueden producir una serie de sustancias en sangre que se denominan marcadores tumorales y ayudan al urólogo para confirmar o descartar la presencia o no de un cáncer de testículo.

Estos marcadores son la alfa-fetoproteína, la gonadotropina coriónica humana (ßHCG), y según su elevación por encima de niveles normales guiarán al urólogo hacia un tipo de tumor testicular determinado.

¿QUÉ OTRAS PRUEBAS ME PUEDEN REALIZAR SI SE DIAGNOSTICA UN CÁNCER DE TESTÍCULO?

Seguramente, le solicitarán una radiografía de tórax y un TAC o scánner torácico y abdominal para evaluar el grado de extensión de su tumor.

¿QUÉ TRATAMIENTO TIENE EL CÁNCER DE TESTÍCULO?

En primer lugar, y dado que existen muchos tipos, los tratamientos variarán en función del tipo de tumor. Lo primero a realizar es una orquiectomía por vía inguinal, es decir, que se debe extirpar el testículo y parte del cordón espermático. Con ello se elimina la masa tumoral y se puede estudiar el tipo de tumor.

En segundo lugar, y en función del tipo de tumor y de su extensión se procederá a un tratamiento específico. A modo de ejemplo, los seminomas son muy radiosensibles, es decir, que responden bien a la radioterapia mientras que el resto son relativamente radiorresistentes. Los tumores no seminomatosos responderán a la quimioterapia. También y dado lo complejo de los tratamientos y dependiendo de múltiples factores se procederá a linfadenectomía retroperitoneal que tendrá por finalidad la eliminación máxima de ganglios afectos por el tumor.

En muchos casos, se realizará cirugía y se aplicarán varios ciclos de quimioterapia y/o radioterapia. En todas estas situaciones quién podrá aconsejarle de la mejor manera será su urólogo y oncólogo.

¿QUÉ PRONÓSTICO TIENE EL CÁNCER DE TESTÍCULO?

Por lo general, es un tumor con un buen pronóstico debido al éxito de los tratamientos que combinan la cirugía, radioterapia y quimioterapia. Todo ello dependerá del tipo de tumor y del grado de avance que presenta en el momento del diagnóstico.


BRAQUITERAPIA PROSTÁTICA

¿Qué es la Braquiterapia Prostática?

Se trata de un procedimiento terapéutico que consiste en la implantación de isótopos radiactivos en un volumen estrictamente confinado a la próstata ( volumen tumoral diana) y que tiene por objeto administrar una alta dosis de radiación en un volumen concreto y bien delimitado, definido radiológicamente, que permite liberar una dosis tumoricida de forma precisa en la próstata, protegiendo a las estructuras inmediatamente adyacentes( recto y vejiga) de una radiación dañina dispersa.

La dosis prescrita, definida como dosis terapéutica, es referida a una línea de isodosis que aúna los criterios de englobar la totalidad del volumen tumoral diana prostático, evitando inhomogeneidades inaceptables en la distribución de la dosis dentro del mismo, y considerando la máxima dosis tolerable que pueden y deben recibir las estructuras limitantes radiosensibles de interés (uretra, recto y vejiga). Dicha etapa del procedimiento denominada de planificación y dosimetría, es realizada utilizando un complejo y sofisticado sistema informático en el que la colaboración de un radiofísico especializado además del Radioterapeuta y el Urólogo son claves para la correcta colocación del implante y el éxito definitivo del tratamiento.

 La Braquiterapia Prostática es una modalidad de radioterapia local, que permite la administración de una dosis a corta distancia mediante la colocación e introducción de fuentes (semillas) de material radiactivo (Yodo -125, Paladio -103), que son depositadas con carácter permanente en la próstata tumoral, utilizando unas agujas que cargadas previamente con el isótopo radiactivo, son introducidas a través de la piel del periné, con control radiológico ( ecografía prostática transrectal) empleando un procedimiento anestésico regional.

Se trata de un tratamiento alternativo a la cirugía radical prostática (Prostatectomia Radical).

La Prostatectomia Radical consiste en la extirpación de la próstata y parte del tejido que la rodea( vesículas seminales y ganglios regionales) .Se debería efectuar sólo si el cáncer no se ha diseminado fuera de la próstata(estadios T1 y T2). Los efectos no deseados principales de la extirpación de próstata pueden ser la impotencia (incapacidad para tener o mantener la erección) y la incontinencia urinaria (escapes de orina por la uretra al hacer esfuerzos). Estas complicaciones cobran más valor, al diagnosticarse y operarse el carcinoma de próstata a pacientes cada vez más jóvenes y con esperanza de vida de 15 o más años, pues suponen un deterioro importante para su calidad de vida.

De acuerdo al Biomedical Business International Newsletter, American Cáncer Society y Godsey & Associates, en EEUU, en 1995, se trataron con Braquiterapia 6.000 pacientes, el 4% de los carcinomas de próstata localizados. Las previsiones para el año 2000, son de 40.000 tratamientos y para el 2005 de 110.000, que suponen el 36% de los nuevos casos diagnosticados en fase de localización intraprostática.

La aceptación en aumento de la Braquiterapia se debe a :

La experiencia desarrollada y los buenos resultados obtenidos durante casi 15 años, así como el desarrollo de la ecografía transrectal y la incorporación de nuevos y sofisticados sistemas informáticos y los programas de dosimetría que mejoran la técnica de implantación y la distribución de la dosis de irradiación( de las que hablaremos más adelante).
Además, únicamente precisa una hospitalización de 24 horas, observando una rápida recuperación del paciente y una mínima morbilidad inmediata y tardía por la implantación de las semillas. No hay que olvidar que el tratamiento más utilizado hasta ahora, la cirugía radical, tiene mayor riesgo de complicaciones (impotencia e incontinencia) y la hospitalización es más prolongada.
La desventaja es la de no obtener información histológica precisa que corrobore la situación exacta de la enfermedad (estudio anatomopatológico) que en ocasiones no coincide con el estadío previamente establecido. Esta información que se consigue con la cirugía (Prostatectomia Radical con Linfadenectomía Regional) permite establecer un pronóstico más exacto.

Fuentes radioactivas

Utilizamos el isótopo radiactivo Yodo -125 (125I) en forma de semillas recubiertas por una cápsula de Titanio, cuyas características principales se resumen en la tabla siguiente:

T1/2 Días Energía Kev Actividad Semilla mCi Tamaño Semilla mm Tasa de dosis periférica cGy/hora
I-125 59.4 27.4 0.3 - 0.6 4.5 8

Se recomienda utilizar 125I en tumores con células bien o moderadamente diferenciadas, de crecimiento lento y el 103Pd en tumores mal diferenciados, de crecimiento más rápido. Las características del isótopo Yodo 125 posibilitan que las medidas de radio protección para el paciente y sus acompañantes habituales sean mínimas y de ningún modo incapacitantes. Las excretas, ropas e utensilios no están contaminados, no son radiactivos.

¿Quiénes son más propensos a padecer el cáncer de próstata?

Según los estudios, la probabilidad de sufrir cáncer aumenta a partir de los 50 años. El índice de afectados varía de país en país —alto en Norteamérica y Europa, intermedio en Sudamérica y bajo en Asia—, lo que indica que las diferencias dietéticas y ambientales quizá desempeñen un papel importante en la aparición de cáncer de próstata.

Si hay antecedentes familiares, aumenta la predisposición. “El hecho de que el padre o un hermano tenga cáncer duplica el riesgo de sufrirlo”, afirma la American Cancer Society. La edad, la raza, la nacionalidad, el historial familiar, la alimentación y el sedentarismo son algunos factores a tener en cuenta. Crece la propensión cuando la dieta es abundante en grasas y se lleva una vida sedentaria.

Medidas preventivas

Pese a que todavía no se conoce con exactitud la causa del cáncer de próstata, se cree que están implicados aspectos genéticos y hormonales. Afortunadamente, existen dos factores de riesgo controlables: la nutrición y la actividad física. Reduzca la ingestión de productos con alto contenido en grasas animales y aliméntese sobre todo de vegetales. Consuma como mínimo cinco raciones de frutas y hortalizas al día, además de pan, pasta, cereales (incluido el arroz) y habichuelas. Los tomates, pomelos y sandías son ricos en licopeno, antioxidante que resguarda el ADN y al parecer reduce el riesgo de cáncer de próstata. Ciertas hierbas y minerales también pueden ser útiles, según algunos especialistas.

La American Cancer Society y la American Urological Association sostienen que los exámenes médicos preventivos salvan vidas. El éxito del tratamiento se ve favorecido por la detección precoz de la enfermedad. La primera de las entidades mencionadas recomienda que se sometan a un reconocimiento anual los varones mayores de 50 años (quienes pertenecen a grupos de alto riesgo deberán hacerlo a partir de los 45).*

Un buen reconocimiento incluye la determinación del antígeno prostático específico en la sangre (proteína producida en la próstata, cuyo nivel aumenta en caso de alteraciones). Si el resultado del análisis es anormal, pida a su médico que le indique hasta qué grado es propenso al cáncer de próstata y si necesita someterse a más pruebas. El examen médico también comprende el tacto rectal, con el que se determina cualquier deformación de la próstata, ya que esta glándula está localizada en la parte frontal del recto. Cuando el análisis del antígeno y la palpación denotan alguna anormalidad, la ecografía transrectal (prueba que dura unos veinte minutos) resulta muy útil para decidir si es aconsejable una biopsia.

Además de descubrir el cáncer de próstata, un estudio anual de las vías urinarias tal vez revele hiperplasia prostática benigna

Es obvio, pues, que la próstata merece nuestro cuidado y atención.

¿Cuándo es necesario iniciar el control prostático?

La recomendaciones de la Asociación Americana de Urología (AUA) sugieren iniciar el control prostático a partir de los 40 años en pacientes asintomáticos y que tengan una expectativa de vida mayor a 10 años.

¿Existe relación entre la hiperplasia prostática benigna y el cáncer de próstata?

NO, ya que si bien las dos enfermedades pueden coexistir en un mismo paciente, no existe mayor riesgo de cáncer de próstata en pacientes con hiperplasia prostática benigna.

¿La cirugía de próstata produce disfunción erectil?

En general la cirugía para tratar la hiperplasia prostática benigna,  ya sea endoscópica o abierta, NO produce alteración de la libido, ni de la erección o el orgasmo, sin embargo suele producir disminución o ausencia de eyaculación. Por otro lado tanto la cirugía como la radioterapia (externa y/o braquiterapia), usadas para el tratamiento del cancer prostático, SI pueden producir alteración de la erección, fenómeno que ha disminuido con la mejoría de las técnicas quirúrgicas y de radiación.

en sus fases iniciales, lo que permitirá aplicar un tratamiento menos agresivo. La limpieza moral nos protege de las enfermedades venéreas, que pueden causar prostatitis.

 

Aceptamos Tarjetas

Publicaciones en RSS

Urólogo en el DF

↑ Agrega mi RSS

Publicidad

Eyaculacion precoz?? Urologo especialista en tratamiento en el D.F.

IMAGINATE PODER DAR FIN A ESA ANGUSTIA QUE TE...

Adoos

widgetadtrack1245

Visitas Globales

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy20
mod_vvisit_counterEste Mes14635
mod_vvisit_counterTotal Global412186

31-Oct-2014


Últimas Noticias

Lo más Popular


Quieres Publicidad como Doctor, visítanos en: Medicos en Líneawww.medicosenlineamx.com